El lujo debe usar la crisis de COVID-19 para acelerar el cambio

por Redacción
La incertidumbre económica se vuelve mayor a medida que la pandemia por COVID-19 causa más estragos en el estilo de vida y en la productividad de los negocios.
El lujo debe usar la crisis de COVID-19 para acelerar el cambio

La incertidumbre económica se vuelve mayor a medida que la pandemia por COVID-19 causa más estragos en el estilo de vida y en la productividad de los negocios. Sin embargo, para algunas industrias ofrece un oportunidad considerable para la innovación, la aceleración y la ganancia competitiva.

La duda en torno a la duración prevista de la crisis fue una preocupación importante. Y si bien el lujo siempre ha tenido un buen desempeño en las crisis; las décadas de 1930 y 1940 son un buen ejemplo, cabe señalar que la industria fue considerablemente más pequeña durante esos años de depresión de lo que es ahora.

La crisis acelerará la consolidación de la industria

Según Achim Berg, líder mundial del grupo de indumentaria, moda y lujo en McKinsey, antes del COVID-19, ya había una diferencia entre los ganadores y perdedores de la industria. Ya sea que operen en el mercado de la moda o de los relojes, los ganadores saldrán más fuertes de la crisis. Ya tienen marcas fuertes, ganan su costo de capital y dependen menos de los mayoristas; de hecho, muchos mayoristas pueden no sobrevivir a una larga crisis.

Las empresas de lujo con ventas internacionales equilibradas tendrán mejores precios

Asia podría recuperarse mejor que Europa y EE. UU., por lo que estar presente en todos los mercados clave seguirá siendo beneficioso.

Pablo Mauron, director general de China y socio de Digital Luxury Group, señaló que la demanda china de lujo puede crecer paulatinamente. A pesar de que el virus ya no se considera un riesgo importante para la salud pública en China, siguen existiendo restricciones de seguridad. Las primeras señales indican que el comportamiento del consumidor ha cambiado significativamente y que las tiendas y centros comerciales están luchando por recuperarse.

Finalmente, la crisis también trae a casa la idea de que cuanto más sigamos interfiriendo con los ecosistemas de animales salvajes, es más probable que surjan nuevos enfermedades fatales. En todo caso, esta crisis está haciendo que los consumidores sean aún más sensibles a la necesidad de inversiones respetuosas con la naturaleza y el clima, incluido el lujo.

Préstamos garantizados a través de sus bienes de lujo
Compartir esta nota en:
Hable con nosotros